¿Debo acudir al logopeda si tengo Parkinson?

Profesional de logopedia de IRENEA Vigo rehabilitando a una paciente de Parkinson

La Enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso de manera crónica y progresiva. Es la segunda enfermedad más prevalente en la actualidad después del Alzheimer y pertenece a los llamados Trastornos del Movimiento.

A día de hoy no se conoce la causa exacta de la Enfermedad de Parkinson. Sin embargo, se considera que podría deberse a una combinación de factores genéticos, medioambientales y los derivados del propio envejecimiento del organismo.

¿Qué puede hace un logopeda por una persona con Parkinson?

El logopeda lleva a cabo el diagnóstico, la rehabilitación y la prevención de los trastornos de la comunicación tales como las alteraciones de la voz, de la audición, del habla, del lenguaje (oral, escrito, gestual), así como de las funciones oro-faciales y deglutorias.

Algunos de los trastornos que aparecen en el Parkinson son la disartria (trastorno del habla) y disfagia (trastorno de la deglución).

Disartria y Parkinson

La disartria específica que aparece en la Enfermedad de Parkinson es hipocinética y se caracteriza por monotonía, reducción del volumen, ritmo variable (dificultades para el inicio), voz entrecortada, ronca o espirada y que el ritmo de habla es demasiado rápido, lo que se conoce como taquilalia.

Para rehabilitar la disartria el logopeda valorará y establecerá una serie de ejercicios para mejorar todos los parámetros anteriores, a través de la rehabilitación de:

  • El patrón respiratorio
  • El control postural
  • La intelegilibidad del habla
  • El ritmo y velocidad de habla
  • La prosodia y la proyección vocal

Disfagia y Parkinson

El otro trastorno de la Enfermedad de Parkinson que requiere valoración y tratamiento por el logopeda es la disfagia. La disfagia es un trastorno de la deglución que conlleva riesgo de asfixia, neumonía por aspiración, malnutrición y deshidratación. Acostumbra a pasar inadvertida, ya que en su inicio es asintomática o muy leve. 

Las alteraciones pueden ser vistas en cualquiera de las etapas deglutorias, pero en esta enfermedad las más frecuentes se relacionan con la fase oral, donde se crea una dificultad por el mal cierre labial y por los movimientos de la lengua que provocan una gran dificultad para el avance del bolo alimenticio y también en la fase faríngea, pues los pacientes suelen quejarse de que la comida “se queda pegada en la garganta”

Para la rehabilitación de la disfagia el logopeda empleará:

  • Praxias neuromusculares, donde el objetivo  es mejorar la fisiología de la deglución (el tono, la sensibilidad y la motricidad de las estructuras orales, labios, lengua)
  • Maniobras deglutorias, las cuales son un conjunto de estrategias que se aplican para aumentar la seguridad y la eficacia del proceso deglutorio.
  • Técnicas compensatorias, son un conjunto de estrategias que permiten proteger la vía aérea antes, durante y después de la deglución.

Post redactado por el área de logopedia de IRENEA Vigo.

BIBLIOGRAFÍA

  • Aguiar Rodriguez A., López Hernández MN., Pedroso Ibáñez I. Una alternativa para la prevención de los trastornos del lenguaje en la enfermedad de Parkinson. Rev Mex Neuroci. 2005; 6: 22-25
  • González R, Bevilacqua J. Disfagia en el paciente neurológico Rev. Hospital clínico de la Universidad de Chile. 2009; 20: 252-62.
  • Gómez F, Andia V, Ruiz L, Francés I. Abordaje de la disfagia en la demencia avanzada. Rev Esp Geriatr Gerontol. 2009; 44(52): 29-36.
  • Knopman D. Aspectos clínicos de la enfermedad de Alzheimer. Neurodegeneración. Patología molecular de la demencia y los trastornos del movimiento. Ed. Dickson Weller. Madrid: Panamericana; 2012. 38-51.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Llamar