Programa de tratamiento para trastornos neurológicos funcionales

Programa específico para trastornos neurológicos

Hemos desarrollado un programa específico para trastornos neurológicos funcionales con la finalidad de responder a la necesidad del periplo vivido por varios de sus pacientes por conseguir el diagnóstico de sus síntomas neurológicos, en apariencia sin causa médica, que han acudido finalmente a nuestros hospitales y centros de neurorrehabilitación, para poder abordar sus  limitaciones en la vida diaria.

Programa específico para trastornos neurológicos

Como explica nuestra directora médica, la Dra. Belén Moliner, existen pocos recursos en España que dispongan de atención específica para los trastornos neurológicos funcionales. Por este motivo, y tras nuestra experiencia, hemos desarrollado un plan de tratamiento enfocado en los tres pilares que mayor eficacia tienen en estos casos clínicos, que  son:

  1. la fisioterapia dirigida a mejorar la funcionalidad y la disociación atencional,
  2. la terapia cognitivo-conductual y
  3. el seguimiento médico especializado

Todo ello sin olvidar que, para el abordaje de este tipo de pacientes, es primordial poder transmitir una total confianza al afectado y a la familia, desde su llegada hasta la finalización satisfactoria del programa.

Según la Sociedad Española de Neurología en su “Manual de Recomendaciones para el diagnóstico y tratamiento de los Trastornos Neurológicos Funcionales”, desarrollado en 2021 por el grupo de Trastornos del Movimiento, se estima que un 15% de los pacientes atendidos en las consultas de neurología presentan este tipo de trastorno y explica que se caracteriza por la aparición de uno o más síntomas de alteración de la función motora o sensitiva voluntaria, con hallazgos clínicos que aportan pruebas de incompatibilidad entre el síntoma y las afecciones neurológicas o médicas reconocidas.

Es decir, que los síntomas neurológicos de este trastorno no están explicados por otras enfermedades médicas y, sin embargo, causan un malestar clínicamente significativo tanto en lo social y laboral, como en otras áreas de funcionamiento del paciente.

De hecho, los trastornos neurológicos funcionales suponen el 25% de consultas de atención primaria a nivel mundial y, aunque existen distintas teorías explicativas, lo cierto es que actualmente el mecanismo causal orgánico sigue siendo desconocido.

Aplicación de la estimulación eléctrica transcraneal

En nuestros centros y hospitales de neurorrehabilitación hemos observado que entre sus síntomas más frecuentes a nivel sensitivo destaca la hipoestesia hemicorporal, que produce una disminución en la intensidad de las sensaciones y puede llegar a provocar que la persona no sienta alguna parte de su cuerpo.

Por ello, hemos integrado en nuestro programa específico de trastornos neurológicos funcionales la aplicación de la estimulación eléctrica transcraneal ya que, junto a la terapia conductual dirigida, hemos podido constatar que produce una considerable mejoría de estos pacientes.

 

Post redactado por la dra. Belén Moliner, directora médico de IRENEA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Llamar